Tenemos muy reciente el anuncio del Premio Pritzker 2020 de arquitectura. Este año dos arquitectas irlandesas han sido las receptoras de este galardón. Yvonne Farrell (Tullamore, 1951) y Shelley McNamara (Lisdoonvarna, 1952). Su estudio tiene su sede en Dublín, capital de la República de Irlanda. Edificios universitarios y de viviendas forman parte del trabajo de ambas arquitectas. Se premia su compromiso con la excelencia en la arquitectura y una actitud responsable por el medio ambiente. Vaya desde nuestro Blog una felicitación a ambas. Hoy hablamos de arquitectura modular y eficacia, un todo en nuestras viviendas prefabricadas de hormigón armado.

Arquitectura modular y eficacia

Sin duda uno de los calificativos que podríamos dar a la arquitectura modular es el de eficacia. Una eficacia que se muestra en la construcción modular de nuestras viviendas prefabricadas. Cuando comparamos la arquitectura modular con la tradicional llegamos a considerar la polivalencia de la primera. La arquitectura modular nos presenta multitud de soluciones a diferentes complejidades. Su campo de acción es notablemente más amplio. No podemos ceñir la misma a la construcción de viviendas en exclusiva. Aunque nuestra línea de trabajo en su gran mayoría sí lo es, la arquitectura modular está presente en otras áreas. Edificios de oficinas y comerciales, equipamientos docentes o sanitarios. Todos ellos se benefician de la polivalencia de la arquitectura modular.

La planificación necesaria para abordar estos proyectos es mínima, en comparación con la arquitectura tradicional. Al tiempo el material humano necesario para afrontar la misma es menor. Esto no solo conlleva ahorros en los costes de personal. También evita la co-existencia de numerosos trabajadores y oficios solapados. Minimizando los riesgos que esa forma de trabajar conlleva. La siniestralidad es menor. El proceso de implementación de estas soluciones se ve recortado en sus plazos.

Sin duda esa ventaja de reducir plazos de ejecución solventa las necesidades urgentes de equipamiento. Porque hablar de arquitectura modular y eficacia es todo uno. Cuando lo que pretendemos es construir nuestra propia vivienda, las ventajas salen a nuestro encuentro. Si en otras áreas de la edificación las ventajas son claras, en la construcción de viviendas se multiplican. Estamos sin duda ante una posibilidad que mejora con creces a las opciones más tradicionales.

El acceso a la vivienda…

Sin lugar a dudas el acceso a la vivienda sigue siendo complicado en nuestro país. Muchos son los factores que lo complican. Sin duda el aumento de la población es uno de ellos. Si sumamos que el precio o coste de vivir en las grandes ciudades se dispara. Esto hace que muchas personas decidan salirse de las áreas urbanas en busca de su vivienda. El alquiler es una solución que no satisface la necesidad histórica de los españoles, tener una vivienda en propiedad. Seguro que habrá detractores de una u otra opción. Alquilar o invertir en tu propiedad, esa es la cuestión. La tradición en nuestro país sigue siendo la compra de nuestra vivienda.

Los problemas de acceso a la vivienda agudizan los sentidos y nos llevan a buscar soluciones más ingeniosas. La construcción modular de viviendas prefabricadas es una de las mejores opciones. La durabilidad del producto final, así como el diseño del mismo son algunos de sus puntos fuertes. Pero no debemos obviar la velocidad de ejecución de las obras. Quizás esa velocidad de ejecución sea lo más característico de la arquitectura modular.

Arquitectura modular amigable con el medio

Pues sin ningún genero de dudas la eficacia de la arquitectura modular en parte radica en que es amigable con el medio ambiente. Cada vez más concienciado con el medio donde vive, el ser humano apuesta por la sostenibilidad. El impacto ambienta de la construcción modular se reduce respecto del impacto de la arquitectura tradicional. Al tiempo ese compromiso de respeto por el medio no reduce en nada el diseño de nuestras viviendas. El amplio margen de personalización de las mismas, dando respuesta a nuestras necesidades y expectativas. Es la mejor garantía de que acertamos con esta elección.

Déjanos un comentario